jueves, 30 de marzo de 2017

CAFÉ CON CUENTOS: VENTAJAS Y INCONVENENTES DE LOS LIBROS ESPEJO


Ventajas e inconvenientes de los Libros espejo

Sesión del "Café con cuentos" (30-III-2017)

A.M.P.A. Colegio Vicente Ochoa (Logroño)

   En la sesión de hoy jueves hemos trabajado con los libros espejo, aquellos cuentos de la Literatura Infanil y Juvenil que se utilizan para tratar temas problemáticos reflejando en sus paginas esas mismas problemáticas de forma directa, como si se tratasen de libros de autoayuda.
   La idea surgió hace ya unos años, cuando nuestro amigo MIGUEL LOZA nos manifestó su postura contraria a estos libros. Yo me quedé con la idea, que suscribo en esta mi página.
   Para que cada uno tenga una visión lo más completa posible sobre la dicotomía, he buscado en Internet tres escritos a favor, en contra o con una postura intermedia.
   Esperamos desde el Club de lectura que esto sirva para arrojar un poco más de luz al asunto.

A favor

25 libros sobre emociones y sentimientos para niños
www.rejuega.com
25 libros sobre emociones y sentimientos para niños, seleccionados por una especialista, para acompañar a los niños en el aprendizaje de las emociones. 25 libros con resumen, ilustraciones, vídeos y muchos enlaces para descubrir muchos más.
Ya te comenté en “5 ideas para hacer con niños en Abril” que este mes olía a papel de imprenta, porque es el mes del libro por excelencia, así que para este post le pedí ayuda al Institut de la Infància para que nos recomendaran libros sobre emociones y sentimientos, un tema que sé que ellos dominan muy bien. Así que de la mano de Ana Belén Jarillo, su Coordinadora de CREALIJ · Centro de Recursos, Estudios y Asesoramiento de Literatura Infantil y Juvenil · me he ido emocionando con cada uno de los 25 libros que me iba presentando y estoy casi segura que a ti te pasará igual.
Y elegí esta temática para hoy porque creo que estos temas engloban dos cosas preciosas a transmitir a la infancia: el placer del buen libro y el de aprender a reconocer y gestionar las emociones. Pero ten en cuenta una cosa: para ello necesitan que nosotros le acompañemos y reflexionemos junto a ellos.
Te dejo con esta exquisita y surtida selección donde no solo encontrarás 25 libros sino también los libros clasificados por emoción, ilustraciones, breve resumen de cada uno y muchos enlaces para descubrir muchos más libros que te puedan interesar.



Libros para niños sobre el cáncer y las emociones
La autora del blog: Jessica Re


www.rejuega.com
¡Deseo que no te interesen mirarlos! 20 libros para niños para explicar el cáncer de una forma sencilla, sincera y real; sin dejar de lado la dulzura y ternura así como todos los sentimientos que se generan.
Hoy es el Día Internacional del Cáncer, una enfermedad que toca a muchas familias y que genera cambios en la estructura familiar y en todo el ecosistema emocional de los miembros de la familia.
Desde Rejuega y con todo el cariño y desconocimiento sobre el tema, quiero aportar un granito de arena realizando una recopilación sobre libros infantiles donde poder hablar con los niños sobre el cáncer y las emociones. Una recopilación que me ha costado realizar porque realmente no hay mucho material sobre el tema y, el que hay, está muy centrado en la madre o con un final no alentador…
Lo he realizado pensando en que pudiera ser una herramienta que puede servir a muchas familias que se encuentren en esta situación o no y que crean oportuno acercar esta enfermedad a los más pequeños por medio de los cuentos, tratándola de una forma sencilla (dentro de su complejidad) pero con sus realidades (aunque he escogido las más positivas) y poder dar un halo de tranquilidad a esas pequeñas cabecitas que todo lo detectan y sienten.
Así, al final también encontrarás una pequeña selección de libros infantiles sobre emociones basadas en el amor incondicional y el poder de las caricias y los abrazos.
Recopilación de 40 libros infantiles que hablan de valores y el acoso escolar. Herramientas interesantes para contribuir en que los niños crezcan felices, respetados, empáticos, solidarios y con conocimientos necesarios para prevenir y detectar el acoso escolar.

40 libros sobre valores y acoso escolar
www.rejuega.com

Hace unos días, aquí en España, hemos conocido dos noticias muy tristes relacionadas con el acoso escolar. Y me han puesto muy triste. Triste por ellos que han salido a la luz por su final trágico pero también por todos aquellos que lo están sufriendo ahora mismo. Triste porque podría ser mi hijo o mi hija quien lo sufra, lo vivencie o lo ocasione.
No voy a contarte en qué consiste el acoso escolar porque hay otros artículos muy interesantes y profundos sobre el tema. Hoy lo que te propongo es algo mucho más básico que es comenzar por analizarnos a nosotros mismos. Porque considero que todo niño tiene como ejemplo a sus padres y educadores; quienes con el ejemplo educamos en modales y valores.
Así que mirémonos a nosotros mismos, pongamos sobre la mesa también qué valores queremos transmitirles a nuestros hijos, hagamos una lista y tengámosla presente. Hablemos con la pareja, con la familia y amigos si hace falta para alinear esa transferencia de información.
            Es un gran ejercicio que generalmente nunca hacemos pero si lo que queremos es educar en la solidaridad, la empatía, el compañerismo, el amor, la autoestima,… debemos tener claro que nosotros también lo estamos haciendo y valorando.
            Y utilicemos los libros infantiles también para transmitir esos valores y para poder llevarlos al terreno que nos interese hablar, para ayudarlos en su desarrollo emocional y para prevenir el acoso escolar.
            Por esta razón, he hecho una recopilación de 40 libros para niños sobre valores y acoso escolar. Es una recopilación basada en libros recomendados por el Institut de la Infància, libros que hemos leído en casa y otros que he encontrado interesantes.
            Pero esta recopilación no quiere quedarse sólo aquí, por eso te pido tucolaboración. Es un tema tan serio que cuanto más material disponible tengamos sobre él, más podremos ayudar a nuestros hijos a ser mejores personas, sentirse bien y ayudar al prójimo. Así es que si quieres colaborar, comparte esta información y ayúdame a agregar nuevos títulos interesantes que conozcas. Si aparecen mucho más, prometo hacer otra recopilación para compartir.

Neutral

Literatura infantil y juvenil para descubrir el mundo

La LIJ actual, frente a la de tiempos pasados, no debe renunciar a interpretar el universo de niños y jóvenes, incluida la realidad en la que viven, con todos sus contextos, entornos e implicaciones sociales. Esa interpretación exige el abordaje de todo tipo de temas, problemas, aspectos o asuntos de la vida pública (ciudadanía, exilios, guerras, migraciones, igualdad, violencia,...) sin necesidad de "dulcificarlos", sin adoctrinar ni dar lecciones de no se sabe bien qué cosa. Pero la LIJ actual tampoco debe renunciar a generar, despertar o provocar expectativas múltiples en los lectores: las obras de LIJ no deben renunciar a todos los aspectos que contribuyen a la construcción del imaginario de niños y jóvenes, pero tampoco a los que intervienen en la construcción de su identidad.
Pedro C. Cerrillo. Catedrático de Didáctica de la Literatura
Universidad de Castilla-La Mancha. Campus de Cuenca
En contra

Biblioteca no apta para mayores
Lectura se escribe con L de libertad. La mejor forma de estimular al niño: permitirle que elija libros que conecten con sus intereses. Y que los padres aporten el ejemplo de leer

Si bien hay muchas editoriales que están sacudiéndose esa literatura edulcorada y moralizante —Kalandraka, Media Vaca, Libros del Zorro Rojo, NubeOcho, Los Cuatro Azules, Barbara Fiore, por citas solo algunas—, cunde la “autoayuda”. “A mí muchas veces me plantean cuestiones del tipo: ‘¿Tienes un libro que transmita valores ecológicos?”, relata García Ballesteros. “Mi sugerencia es que lea Pulgarcito, donde el niño verá que el protagonista no destroza el bosque y esos valores estarán implícitos. Yo creo que lo mejor es ofrecer buenas historias. Los niños diferencian muy bien”.
“Es importante que padres e hijos lean juntos, y que los libros sean estimulantes”, dice Gustavo Puerta.
Virginia Collera, Babelia, 13-dic-2014

¿Islas o tortugas? Una mirada sobre la LIJ en Argentina

La presencia de la escuela y sus demandas triangula la escena. Porque la escuela, ya lo sabemos, constituye el cliente masivo y cautivo al que apunta el mercado; por otra parte, aparece como la gran ocasión para garantizar el acceso a la literatura de los niños y jóvenes. Esta doble afirmación nos pone de lleno en el reiterado tópico sobre la utilidad del libro literario. Desde hace tiempo, los que trabajamos en distintas instancias de la LIJ, especialistas, creadores, promotores, estamos de acuerdo en asegurar que las obras destinadas a niños o jóvenes no deberían responder a requisitos de contenidos moralizantes. Y que estas improntas de herencia normativa deberían ser superadas por las cualidades literarias de las obras. Sin embargo, en la práctica: ¿Qué ocurre?
“El discurso de los valores, es decir, el de la moral consensuada en nuestra sociedad, se apropia de la literatura con el fin de transmitir con eficacia sus contenidos. [...]
Para lograr esto o bien el mediador se asegura de que el texto contenga de forma lo más evidente posible el mensaje a transmitir, o bien tutela la lectura de modo tal que se imponga el sentido “correcto”.”
En estas reflexiones Marcela Carranza se refiriere a los catálogos editoriales que clasifican libros según “valores a trabajar en el aula”. Pero sin duda se extienden hacia lo que efectivamente acontece en la escuela. Hacia lo que debería cuestionar la formación de los maestros como mediadores de lectura. Hacia lo que deberían interrogar las capacitaciones que proponen auspiciar verdaderas comunidades de lectores ¿Por qué se adviene lector? ¿Para qué se lee literatura? ¿Hay alguna respuesta ajena al deseo particular?
Yo no lo creo. Se lee por pasión, por emoción y porque no se puede soltar el libro. O sea, por deseo. Me parece que nadie elige leer literatura para sacar conclusiones morales generales, aunque todo lector, encuentre sus propios y secretos rastros de sí. Aunque todo lector vaya tras los misterios de su pensamiento.
Está claro que el deseo por la lectura literaria no aparece como una revelación mística en unos pocos elegidos. Se construye con encuentros propiciatorios en los que alguien debe ser causa de deseo.
Y esta posición no es fácil, no es frecuente. Resulta más cómodo objetivar el deseo. Allanar, explicar, suturar sentidos. Ofrecer respuesta y utilidad. Como le sucede a Alicia:
“–¡No digas tonterías, niña! –dijo la duquesa–. Todo tiene una moraleja, solo es cuestión de encontrarla.”
Sin embargo, la literatura, se escapa. Afortunadamente. Burla la ceñidura de los significados y remonta vuelo sobre los significantes. A pesar de las duquesas.
[…]
El agua no es lo mismo que un espejo. No es una superficie plana, tiene profundidad. Así como un libro de literatura no es lo mismo que cualquier libro. Todo el mundo sabe que no se puede atravesar un espejo, pero muchos conocen los encantos de lograrlo con un libro de literatura.
Entonces, por qué pensar que los libros de literatura para niños y jóvenes tienen que ofrecer una superficie de espejo. De identificación ilusoria y plana. Por qué creer que deben reproducir lo que aparece a primera vista, y no lo que revela la mirada estremecida.
Luego de un vasto trabajo por la recuperación de nuestros matices regionales, para el repertorio lingüístico de una literatura propia destinada a los más pequeños, nos pasamos a otra cara de la pobreza discursiva: el estereotipo.
Dentro de lo que se publica en nuestro país para chicos o jóvenes abundan los libros-espejo. Libros que apelan a una identificación masiva e inmediata, que evitan poner al lector frente a fragmentos de sí, porque están formulados para la captura instantánea. Y allí se quedan. No cae ninguna piedra sobre la superficie. Son libros muy apropiados para los requerimientos de la escuela y el mercado porque se leen con facilidad. Sin duda, forman parte del paisaje actual de la literatura infantil y juvenil en Argentina.
Sin embargo, también están esos otros libros, que ofrecen una superficie líquida donde sumergirse. Que abundan en la brevedad de una charca o prometen abrazos oceánicos. Esos que, por cierto, desafían zozobras o resbalones y también se atreven al goce. Se ubican en aquellos lugares que me interesan: los bordes. Esas obras que retoman la poesía, o la prosa poética, a veces también como álbumes maravillosos. O novelas que despiertan a los lectores, los inquietan y enamoran, más allá de su edad, que invitan a lecturas de efectos diferidos, de las que no se sale igual, que ofrecen una escritura, como esta de la que nos habla Roland Barthes:

“A esta fullería saludable, a esta esquiva y magnífica engañifa que permite escuchar a la lengua fuera del poder, en el esplendor de una revolución permanente del lenguaje, por mi parte yo la llamo: literatura.”
Laura Escudero, es profesora de preescolar, licenciada en Psicología y
miembro del Centro de Difusión e Investigación de Literatura Infantil y Juvenil.

¡Que cada uno se alinee con la postura que más le satisfaga! Pero seguid leyendo, porfi...

martes, 1 de noviembre de 2016

CAFÉ CON CUENTOS: 2.ª SESIÓN: JUAN CARLOS CHANDRO

“Café con cuentos” nos presenta a: Juan Carlos Chandro

 

Biografía


Juan Carlos nació en Ausejo, en una familia de agricultores que se dedicaban al cultivo del champiñón. Se siente orgulloso de sus orígenes y considera que ser agricultor es una de las mejores cosas que se pueden ser en la vida.


Estudió Magisterio en Logroño y Filología Hispánica en Zaragoza. Tras finalizar sus estudios trabajó como profesor de Lengua Española, abandonando este trabajo para comenzar a colaborar en varios medios de comunicación como guionista de humor gráfico, formando pareja con el dibujante Guillermo Ferreira. En octubre del 2001 se imprimió un chiste suyo en un billete de la ONCE.

Comenzó en el mundo de la literatura infantil al trasladarse a Madrid, donde trabajó en Bayard Revistas como redactor de las Revistas infantiles Leoleo, Caracola y Popi.
Su primer libro fue Paquito y Paquete en 1999, que ilustró Guillermo Ferreira.
En el año 2001, Un sueño redondo con ilustraciones de Gonzalo Izquierdo, recibió el premio de literatura infantil Tombatossals convocado por el Ayuntamiento de Castellón.
Durante el año 2005, el Gobierno de la Rioja regaló su libro Te quiero un montón a todos los niños que nacieron en La Rioja.
Dos de sus libros, Tú eres mi héroe y El huevo más famoso de la ciudad han sido traducidos al coreano. Otros de sus libros han sido traducidos al catalán como Quin munt de mitjans de transport!, Que curiosos son els sports!, Un somni rodó, El planeta Piruleta, L'avi està enamorat ... (i jo també) y adaptados al colombiano como Rosa está hecha un lío, Rosa contra los guarrocacas y Una niñera de cuidado. Asimismo, varias de sus obras han sido adaptadas al teatro por la Escuela de Teatro Dinámica Teatral.
En la actualidad, Juan Carlos Chandro Ramírez vive en La Rioja y compagina su trabajo de traductor y escritor de libros infantiles con la de redactor de páginas web.
Forma parte del Consejo Editorial de Letras Riojanas, una editorial online, puesta en marcha por la Agencia del Conocimiento y la Tecnología y Santos Ochoa.

Siente pasión por las palabras y las buenas historias. Su historia favorita es La isla del tesoro.

Estilo

Sus libros nacen del conocimiento del comportamiento de los niños. Los observa, habla con ellos, habla con sus madres. Es consciente de que un libro para "prelectores" será leído por sus padres, y para propiciar una lectura activa, incluye onomatopeyas y canciones. En los libros para niños que comienzan a leer, busca un objetivo: que el niño disfrute mientras lee sin tener que hacer un gran esfuerzo. Para los niños de más de ocho años el estilo cambia totalmente, incluyendo humor para criticar lo que a los niños les molesta

Obra literaria
 

Cuentos infantiles

Prelectores
•    Te quiero un montón Ed. Bruño (2003). Ilustrador María Luisa Torcida
•    Los besos mágicos Ed. Alfaguara (2003). Ilustrador Mikel Valverde
•    Runrún Cataplum Ed. SM (2004). Ilustrador Roser Rius
•    Las canciones mágicas Ed. Alfaguara (2005). Ilustrador Mikel Valverde
 

Primeros lectores
•    Paquito y Paquete Ed. Everest (1999). Ilustrador Guillermo Ferreira
•    El huevo más famoso de la ciudad Ed. SM (2002). Ilustrador Guillermo Ferreira
•    Una niñera de cuidado Ed. Pearson/Alhambra (2003). Ilustrador Gonzalo Izquierdo
•    Tú eres mi héroe Ed. SM (2009). Ilustrador Gonzalo Izquierdo
•    ¡Qué curiosos son los deportes! Ed. SM (2011). Ilustrador Mar Ferrero
•    ¡Cuántos medios de transporte! Ed. SM (2012). Ilustrador Ángel Trigo
 

A partir de 7 años
•    Un sueño redondo Ed. Tándem (2001). Ilustrador Gonzalo Izquierdo
•    Maripuzzle la destrozona Ed. Palabra (2001). Ilustrador Guillermo Ferreira
•    Rosa está hecha un lío Ed. Pearson/Alhambra (2002). Ilustrador Guillermo Ferreira
•    El cumpleaños de Rosa (y de Victoria) Ed. Pearson/Alhambra (2004). Ilustrador Guillermo Ferreira
•    Rosa contra los guarrocacas Ed. Pearson/Alhambra (2006). Ilustrador Guillermo Ferreira
•    El Planeta Piruleta Ed. Bayard (2010). Ilustrador Albertoyos
•    Los recuerdos olvidados Ed. Letras Riojanas (2010). Ilustrador Gonzalo Izquierdo14
•    Pásatelo miedo (libro de pasatiempos) Ed. SM (2010).
•    Los amigos de los niños Ed. Hospital Imaginario (2011). Ilustrador Elena Benito
•    Maxi quiere ser pirata (libro de pasatiempos) Ed. SM (2011).
•    El abuelo está enamorado... (y yo también) Ed. Bayard (2012). Ilustrador Mar Ferrero
•    Nacimos en 1939 Ed. Bayard (2013)
•    Nacimos en 1948 Ed. Bayard (2013)
•    ¡Graaacias, abuela! Ed. Bayard (2014). En colaboración con Isabel García Olasolo. Ilustrador: Mar Ferrero

----- ----- ----- ----- -----
 
22.09.2004 - EL ESCRITOR RIOJANO "JUAN CARLOS CHANDRO" PUBLICA DOS NUEVOS CUENTOS "RUNRÚN CATAPLUM" Y " EL CUMPLEAÑOS DE ROSA".

«Mi padre se ríe y dice: 'Mi hijo escribe para los que no saben leer'»
El autor riojano publica dos nuevos cuentos infantiles al tiempo que traducen al coreano su anterior 'El huevo más famoso de la ciudad'.

Al mismo tiempo que espera la edición de El huevo más famoso de la ciudad (SM, 2002) en coreano, el escritor riojano Juan Carlos Chandro publica dos nuevos libros de cuentos infantiles: Runrún Cataplum (SM, 2004) y El cumpleaños de Rosa (Alhambra, 2004). 
Estas dos publicaciones, fruto tanto de la iniciativa propia del autor como de los encargos que comienzan a ofrecerle las editoriales, confirman a Chandro como uno de los nuevos narradores de público infantil más destacables e importantes de la actualidad.
Diplomado en Profesorado de Educación General Básica por la Escuela Universitaria de Logroño y licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza, Juan Carlos Chandro Ramírez (Ausejo, La Rioja, 1963) vive en Madrid, donde trabaja como redactor y traductor de Bayard Revistas. 
[…]

Niños más espabilados
 
Cuando Juan Carlos Chandro publicó su primer cuento, Paquito y Paquete (Everest, 2000), era consciente de que los niños no eran como ahora. Los niños espabilan y maduran cada vez con mayor rapidez, escribir un cuento entonces para un niño no tenía los mismos parámetros, trucos o técnicas que ahora. «Busco temas que hayan vivido los niños, situaciones que reconozcan y les diviertan. Todos tenemos que soportar personas y situaciones que no nos agradan, y cuando alguien las ridiculiza nos gusta, ese es el secreto de los humoristas gráficos (que se meten con políticos, famosos...), y en mis libros intento eso, por ejemplo, con la abusona del colegio en El cumpleaños de Rosa», explica Chandro. El cumpleaños de Rosa es la segunda aventura de la protagonista de Rosa está hecho un lío (serie consolidada de la editorial Alhambra para niños de a partir de ocho años, ilustrada por Ferreira), una divertida historia en la que la pequeña protagonista prepara su fiesta de cumpleaños, con disfraces, tarta y sorpresas que el lector descubrirá, identificando (a buen seguro) el niño de este cuento con cualquiera de sus celebraciones infantiles. 

Con los mismos ingredientes (situaciones cotidianas tratadas con humor, crítica a los comportamientos adultos y ocurrencias gamberras de los niños), Chandro consigue una nueva y divertida historia de Rosa, una simpática niña que cumple ocho años.
 
 
Por otra parte, la segunda novedad editorial de Chandro es Runrún Cataplum, un cuento para primeros lectores ilustrado por Roser Rius, una historia fantástica que narra las peripecias del protagonista, utilizando sus poderes mágicos para arreglar el mundo. 
A modo de Cupido, Runrún Cataplum, hijo de los Señores del Ruido, va cambiando las malas palabras de las personas y deshaciendo enemistades, haciendo risas de las disputas. «Mi padre se ríe mucho, dice: mi hijo escribe para los que no saben leer. Es difícil pero se le va cogiendo el tranquillo. No sólo busco un libro que les guste, también que les reconforten. Que un niño arregle el mundo y ayude a sus padres es para ellos un placer psicológico», afirma Chandro.

La responsabilidad que tiene el autor cuando escribe un cuento para niños, que va a ser leído por sus padres, es muy grande, tanto que parece imposible acertar con los temas, tonos y palabras precisas. «Lo que has estudiado y leído parece que no pero te deja poso, luego te puede surgir una idea sin darte cuenta de que viene de ahí. Pero, sobre todo, me baso en mis recuerdos de niño y de mi alrededor, siempre que puedo me acerco y hablo con niños y padres. Lo que más me gusta, por otra parte, de las presentaciones de mis libros, es ir a un colegio y que los niños me pregunten sobre el libro», dice Chandro.

 
La literatura infantil debe de ser entretenida y didáctica y tiene la responsabilidad de enganchar al niño en la lectura, de hacerle aprender los primeros valores de la vida. Según Chandro, «Hay que estimular a los niños a ser mejores, a ser creativos, audaces, críticos... 
No me gusta la literatura moralizante porque siempre castiga, me gusta la didáctica porque premia, se debe descubrir a los niños las pequeñas verdades del universo, y eso no debe de ser algo malo, sino bueno», y finaliza sus palabras con una severa sentencia: «Algunos padres tratan a sus hijos como idiotas y los vuelven inútiles». RUNRÚN CATAPLUM  

----- ----- ----- ----- -----

JUAN CARLOS CHANDRO, AUTOR DE OBRAS INFANTILES
 
«Escribo historias a la manera que se cuentan en las bodegas riojanas»
 El escritor, que entregará los premios del concurso de literatura infantil del Ayuntamiento logroñés, relata cómo se inician los niños en el amor por la lectura.
El Correo español, el pueblo vasco - 21.04.08 - FRAN ECHEVARRÍA
 

Juan Carlos Chandro ha publicado ya catorce obras y tiene otra a las puertas de la imprenta. / R. L.

Con motivo del Día del Libro, el Ayuntamiento de Logroño ha organizado un concurso literario, cuyos premios se entregarán el jueves en La Gota de Leche. El escritor riojano de literatura infantil Juan Carlos Chandro (Ausejo, 1963) será el encargado de entregar esos premios a las jóvenes promesas literarias de la capital. 
Chandro lleva desde 1999 escribiendo para niños.

-¿Dónde empieza su pasión por la literatura infantil?

-Fue en 1999. Yo andaba por Madrid y por aquel entonces me dedicaba al humor gráfico. Era guionista junto al diseñador Guillermo Ferreira. Me gustaba escribir para niños porque había estudiado Magisterio. Así que, junto a Guillermo, escribí 'Paquito y Paquete'. La idea era muy sencilla a la hora de escribir aquel libro: queríamos que en cada página hubiera un motivo, bien en el texto, bien en el dibujo, para que el niño sonriera.

-¿Y así de fácil?
 
-Sí. Ese fue el más fácil. Lo mandamos a la editorial Everest y lo publicó en su colección Montaña Encantada, dirigida a los primeros lectores. 

-Desde aquel libro no ha parado usted de escribir...

-Continué escribiendo porque comparto muchos gustos con los niños. Me encantan sus palabras, su humor del absurdo, sus fantasías, su imaginación. Los niños no tienen prejuicios como los tenemos los adultos y descubren todas las cosas ridículas que hacemos los mayores porque tienen una lógica implacable. Te dan contestaciones llenas de sentido común. Son maravillosos.

-¿Cómo ha ido evolucionando usted en la escritura de estos libros?
-Es verdad que es una cosa muy diferente escribir una novela que escribir literatura infantil. Por ejemplo, lo que yo puedo sentir ante una entrevista de trabajo es lo mismo que ellos sienten ante el primer día de clase. Poniéndonos en ese lugar, a mí no me cuesta trabajo escribir para los niños. Los observo, hablo con ellos, con sus madres. La escritura me la planteo de una forma totalmente diferente a la de escribir una novela. Yo escribo para la gente que empieza a leer. Los 'prelectores', por ejemplo, no van a leer. Se lo van a contar sus padres. Por eso procuro escribir de una manera divertida, que no sea muy monótona, que de repente, su padre o su madre, que le está leyendo, tenga que cantar una canción o que se incluyan onomatopeyas.

-Y, ¿a medida que van creciendo?
 
-Para los que están empezando a leer, yo me planteo una teoría: mínimo esfuerzo, máxima recompensa. Se trata de escribir para estos niños de una manera muy simple: frases muy cortas, léxico muy fácil, pero todo muy divertido.

-¿Qué le dice la gente que lee sus libros?
 
-Bueno, 'Paquito y Paquete' gustó mucho; pero hay un libro, que por lo que me comentan, ha creado adicción. Se trata de 'Te quiero un montón', publicado en la colección 'Chiquicuentos' de la editorial Bruño en 2003. Los padres me cuentan que lo tienen que leer muchas veces en la cama a sus hijos, porque los niños están enganchados a él. Es un libro para 'prelectores' donde el que lee es el papá o la mamá, y al leerlo, tiene que decir de once maneras distintas la frase: te quiero. Es un cuento que tienen muchos riojanos, puesto que era el regalo durante el año 2005 del Gobierno de La Rioja cuando nacía un niño en nuestra comunidad.

-¿Qué me dice de los mayorcitos?
 
-Los niños a partir de ocho años son ya más exigentes. Por eso me permito más licencias a la hora de escribir. Esos libros están llenos de humor para criticar lo que a los niños les molesta, al estilo del humor que utilizamos los adultos para reírnos de lo que no nos gusta. Es un humor ácido. Me consta que se ríen mucho. Hay un ejemplo en mi bibliografía: 'Rosa está hecha un lío'. En él se reflejan los recuerdos que yo tenía de pequeño de aquella regla de oro de educación que rezaba eso de que nunca hagas lo que no quieres que te hagan.

Los niños no cuentan.

-Una regla de oro. 
-Sí, pero, los adultos se la saltan con un niño, porque parece que los niños no cuentan. Te agarran de los mofletes, te despeinan, se cuelan en la panadería, te regañan sin conocerte de nada... Rosa, la protagonista de este libro, pone el mundo al revés y con humor va criticando todo esto que les pasa a los niños con los adultos. Ha tenido mucho éxito. Incluso la editorial, Alhambra, donde se publicó este libro en 2002, me pidió que continuara la saga con el mismo personaje y en 2004 apareció 'El Cumpleaños de Rosa', y en 2006 'Rosa contra los guarrocacas'.


-¿Es importante la ilustración en este tipo de literatura?
-Es lo más importante, puesto que el libro tiene que ser atractivo para los niños. Yo, personalmente, trabajo con dos ilustradores que incluso me dan ideas para mejorar el texto. A veces, también les oriento yo. Cuando escribes este tipo de literatura es bueno no repetir ideas y, si el niño en el dibujo es rubio, no hace falta que tú lo digas en el texto. No me gusta contar cosas que ya van a aparecer en las imágenes.

-Me imagino que el proceso de escritura y publicación será también sencillo. 
-No es nada sencillo. Una gran parte de lo que se publica en España está dirigido a un público infantil, incluso hay editoriales sólo para niños; y en las grandes ciudades, hay librerías especializadas para los más pequeños. Yo me dedico a escribir. Cuando tengo terminado el libro, lo mando por correo a las editoriales. Si no les gusta, me lo devuelven. Si les gusta, ya empieza el proceso de proponer ilustrador y corregir las pruebas. De ahí, a las librerías. Si todo va bien, alguna editorial me ha propuesto escribir una segunda y una tercera parte de ese libro, como por ejemplo en el caso de Rosa.

-¿Utiliza algo de La Rioja en sus libros?
 
-Soy riojano y lo llevo con mucho orgullo, pero no utilizo ni paisajes ni monumentos ni personajes históricos para mis libros. Pero, de vez en cuando, uso palabras que se escuchan aquí. Por ejemplo, uno de mis personajes, la Casiguapa, está sacado de un mote de Ausejo, mi pueblo. Lo que sí procuro usar son las buenas historias que se cuentan en una noche de bodega. Los riojanos somos muy buenos contando historias en ese ambiente, con unas chuletillas y unas botellas de vino. Me gusta escribir a la manera que se cuentan las historias en esta tierra. Es nuestro sustrato humano.

 

----- ----- ----- ----- -----

 

LA RIOJA - CULTURA
«Siendo nieto de labradores me sentí formando parte de la aristocracia»
22.03.10 - 00:31 -
DIEGO MARÍN A. | LOGROÑO. 



Natural de Ausejo y licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Zaragoza, Juan Carlos Chandro contabiliza ya más de una docena de libros publicados, todos dirigidos a jóvenes lectores. 
Entre ellos cabe citar 'Un sueño redondo' (Premio de Literatura Infantil Ilustrada Tombatossals), 'El huevo más famoso de la ciudad', 'Paquito y Paquete', 'Te quiero un montón', 'Los besos mágicos'... En las últimas semanas, además, ha visto publicados dos nuevos títulos: 'Tú eres mi héroe' (SM) y 'Los recuerdos olvidados' (ambos ilustrados por Gonzalo Izquierdo), descargable gratuitamente en www.letrasriojanas.org. 

-¿Qué busca antes, el matiz didáctico o una buena historia? 
-Una buena historia, sin duda. Una historia que a los niños les divierta o les emocione o les cale de alguna manera. Si además les enseña algo, miel sobre hojuelas. 

-Los niños de hoy no están acostumbrados a héroes cotidianos y, frente al cine o a los videojuegos, sus libros tienen una misión loable pero complicada. ¿Conseguirán convencer al lector?

-La evidencia tiene un gran poder de convicción y 'Tú eres mi héroe' les dice a los niños algo que es evidente pero que conviene decírselo de vez en cuando: que sus vidas están llenas de logros, que constantemente están enfrentándose a sus miedos y venciéndolos, y que esto los equipara con los héroes de ficción que tanto admiran.


-Aunque hay fantasía, las historias son básicamente cotidianas. ¿Se puede captar la atención del niño sin exagerar la imaginación?

-A los niños les gustan las historias fantásticas, pero también les gusta, y yo diría que les gustan especialmente, las historias que recrean situaciones que les son familiares y que están protagonizadas por personajes con los que pueden sentirse identificados. 


-Con estos dos libros regresa a las ilustraciones de uno de sus primeros dibujantes, Gonzalo Izquierdo. ¿Por qué? 
-Gonzalo y yo somos amigos. Cuando yo vivía en Madrid salíamos juntos y ahora que vivo en Logroño viene a visitarme con frecuencia. De vez en cuando nos apetece hacer un cuento juntos, y yo encantado, porque sus ilustraciones siempre mejoran mis cuentos. 

-Usted ha escrito cuentos para niños, libros para jóvenes... para todas las primeras edades. ¿En qué momento sabe enmarcar una historia para una determinada edad? 
-No es lo mismo escribir para niños que están aprendiendo a leer que para niños de 9 años que leen con soltura. De la edad a la que va dirigido un cuento depende todo: el nivel del vocabulario, las técnicas humorísticas y hasta la extensión. Por eso, antes de trazar la primera palabra de un cuento, medito profundamente para qué edad lo voy a escribir. Y hasta que no lo tengo claro no comienzo a escribirlo.

-¿Y a quién le dice «Tú eres mi héroe»?
 
- A mi padre y a mis abuelos. Recuerdo que cuando tenía unos 15 años iba en autobús hacia mi pueblo y se sentó junto a mí un señor mayor de un pueblo cercano al mío y entablamos conversación. Le conté que era de Ausejo, me dijo que conocía a mucha gente de allí y me preguntó quiénes eran mis abuelos. Le contesté: «Máximo Chandro y Pío Ramírez». Exclamó con admiración: «¡Coño! ¡Pues como te parezcas a ellos...!». Siendo nieto de labradores me sentí formando parte de la aristocracia. De la aristocracia de la buena gente.

 
----- ----- ----- ----- -----

LA Rioja - SOCIEDAD 
«Entre distintos países, los niños se parecen más a los niños»
09.09.10 - 00:19 - DIEGO MARÍN A. | LOGROÑO.
Juan Carlos Chandro - Escritor.

Letras Riojanas incorpora al escritor a su jurado y añade una nueva modalidad de literatura infantil al concurso.

«Estoy deseando que mi hijo entienda un poquito para leerle el libro 'Te quiero un montón'»

El escritor riojano Juan Carlos Chandro, autor de una docena de cuentos para niños, acaba de incorporarse al consejo editorial de Letras Riojanas, en cuyo certamen se ha añadido una modalidad de literatura infantil.  Además, sus libros 'El huevo más famoso de la ciudad' y 'Tú eres mi héroe' acaban de ser publicados en Corea del Sur. 

-¿Cómo se ha incorporado al consejo editorial de Letras Riojanas?
-Decidieron hacer una nueva línea, incorporar la literatura infantil. Entonces me lo propusieron y por eso estoy aquí. 

-¿Cree que le viene bien el formato electrónico a este género? 
 -Sí, porque es literatura que pueden escribir personas de cualquier edad, pero dirigido a niños .Esta línea editorial, además, ha comenzado con un cuento mío publicado en formato digital, lo que demuestra que el formato puede servir para publicar también cuentos ilustrados, no solo textos. El que gane va a publicar su obra en papel, además de en una web muy leída, así que tendrá mucha más difusión. 

-¿Cómo se ve un escritor como usted al otro lado de la literatura?
-Aunque no me presento a concursos, durante mucho tiempo he sido jurado de cuentos escritos para niños. Da pena desechar un cuento que te parece bueno solo porque únicamente debe haber un ganador. Suelo pensar: «La ilusión que le haría ganar a este señor que ha escrito el cuento y no lo ha hecho por un pelín.». 

-Acaba de ser padre por primera vez, ¿ha variado su visión sobre la literatura infantil?
-Aún estoy en la 'transpiración'. Mi hijo me inspira alguna idea pero me exige mucho tiempo. Sobre todo me está surgiendo cantarle poemas con música 'ratonera'. Quizá sea mi próxima publicación. 

-¿Qué libro suyo leería a su hijo? 
-Desde luego, 'Te quiero un montón'. Estoy deseando que entienda un poquito para leérselo. 

-Dos de sus libros han sido traducidos este año al coreano. ¿Qué cree que tienen para haber atraído al lector de Corea del Sur?
-No tengo ni idea. 'Tú eres mi héroe' tiene un mensaje bastante universal que puede llegar a cualquiera, mientras que 'El huevo más famoso de la ciudad' es de un humor absurdo basado en el folklore español, aunque éste también tiene un lenguaje universal. 

-Su obra también ha sido traducida al catalán, al colombiano... 
-Entre distintos países, los niños se parecen más a los niños que los adultos entre sí. Apenas hay diferencias, incluso entre un bebé del siglo XXI y del XIX; es cuando crecemos cuando nos diferenciamos.


Hasta la próxima sesión: La visión de la naturaleza en la LIJ (Kippling, London...)